1

Hadas, elfos, magos y otras criaturas del bestiario

Reflexión sobre la libertad

Maldito duende

 

a

Definamos la palabra LIBERTAD:

1. Facultad natural de las personas para obrar o no obrar o para elegir la forma de hacerlo.

2. Condición o situación del que no es esclavo.

3. Derecho para ejercer una actividad LIBREMENTE y sin intervención de la autoridad.

Mi modesta impresión y definición de esta palabra no tiene nada que ver con las definiciones dadas por ese libro tonto escrito por los “sabios de entre los sabios de la lengua castellana”. En la primera definición niegan la LIBERTAD animal, cuando probablemente son los únicos que hoy en día y solo en algunos lugares privilegiados conocen lo que es ese sentimiento tan abstracto de la LIBERTAD. La segunda definición se cae por su propio peso, ¿todo aquel que no es esclavo es LIBRE? No, rotundamente no; ¿acaso un preso es LIBRE?, ¿acaso el ave enjaulada es LIBRE?, ¿acaso yo sin ser esclavo soy LIBRE? Por desgracia, desde que en los estados existe la Autoridad, la LIBERTAD plena no existe, LIBERTAD y Autoridad son dos palabras totalmente contradictorias.

Mi opinión; solo existe la LIBERTAD de pensamiento, siempre y cuando ese pensamiento nunca sea expuesto en público y no ejerza cualquier tipo de presión contra esa “fabulosa Autoridad”. La LIBERTAD es un sentimiento, es un ente volátil que desaparecerá justo en el momento que intente ser utilizado por alguno de sus “poseedores”.

Ayer conocí a un loco, una persona entrañable, que dijo conocer el significado de la palabra LIBERTAD, ya que en su mundo era algo real, existente,... le pedí que me definiese la palabra y por más que lo intentó no encontró una definición coherente. Le pedí que me dejase entrar en su mundo y me negó la entrada, argumentando, que el poseía esa LIBERTAD debido a que era el único habitante de su mundo de fantasía y utopías, “es por eso que soy libre” me dijo.

Mi LIBERTAD, es poder expresar el amor hacia las personas que quiero,  acariciar, besar, mirar a los ojos, es poder gritar cuando la presión así me lo pide, escuchar, respirar, es el salir a la calle sin un rumbo, buscando el camino equivocado que me conduce a ninguna parte.

Aunque la LIBERTAD sea algo inexistente, siempre nos quedará otro sentimiento: la ilusión, la ilusión que algunos utilizamos como un medio para alcanzar esa utopía tan grande que es la LIBERTAD. Poseo LIBERTAD, para imaginar que soy LIBRE, o que quizás algún día lo sea.

 

Maldito Duende

27/agosto/2011

REFERENCIA:


 

ENTRADAS RELACIONADAS:

   

1 comentario

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.