2

No había otros ojos como aquellos

No había otros ojos como aquellos

Laura Pérez Torregrosa   

a

a

....

No, no era posible.
Había visto infinidad de miradas, de reflejos.
Me había cruzado en esta vida con ojos azules y verdes,
pardos y negros..

Pero no...
No había otros ojos como aquellos.
Y no era el color, ni la forma; tampoco su balanceo.
Era la intensidad de su lenguaje.
Ellos me hablaban de su misterio.

En ocasiones yo los miraba
como quien mira al firmamento.
Y sin darme cuenta las horas se me pasaban,
sin darme cuenta, me perdía en ellos.

Cuando lograba encontrarme,
ya era tarde, no tenía remedio...
había caído en su encanto
y tanta profundidad me daba miedo.

Y es que a través de su mirada,
conocí su pensamiento.
Sin mediar una palabra,
aprendí a verme en ellos.

No, no era posible.
Ni el paso de los años, ni los recuerdos...
Y es que en mi vida había visto
unos ojos como aquellos.

  
   Laura PéreZ Torregrosa.


  *Imagen elaborada por Julio Alberto Vidal Guerrero

 

ENTRADAS RELACIONADAS:

 

2 comentarios

  1. Hola,
    me encanta tu obra...
    Gracias por haberme mostrado esas palabras tan intensas... 
    Escribe mas por favor...

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.